¿Viviendo En Casa Con Un Fantasma?

¿Viviendo En Casa Con Un Fantasma?

¡Hola! Aquí estoy con otra historia real. Testimonio sobre los fantasmas, no son parte de ningún folclore popular existen son almas errantes, espíritus de seres muertos que se manifiestan entre los vivos. ¡Así es! Entre lo real y lo cómico con una pisca de humor que hubo una persona se tapaba hasta la cabeza al grito de ; “Sácalo, sácalo tengo miedo” ¿? No, no había que sacarlo, resulta que este espíritu necesitaba ayuda, el pedido de “sácalo” dirigido a mi, bueno es debido al mote y alias que yo tenia, la bruja 🙂 ¡La jabru! Y si, a las mujeres a veces nos ponen cada alias… Por entonces le había concedido otra oportunidad al padre de mi hijo y otra posibilidad de concretar un proyecto de familia.

La casa era rentada, antes de mudarnos con los chicos allí vivían quien era mi esposo y un compañero de trabajo, que también se había separado de su esposa ambos vivían en un ¡Departamento de solteros! Hasta que con nuestra mudanza se convirtió en un casa donde habitaban una familia, dos menores y la pareja, mi hijo mayor vivía con su padre y comienza la vida en otra etapa, en familia. Si bien, ya me habían comentado sobre estas apariciones del fantasma, metida en mi mundo no le di mayor importancia claro ahí ahora estábamos viviendo yo ahora lo veía al esa alta figura de color gris que se mecía ante mis ojos. Solo que temor en mi no había, si me preocupaban los niños, había que ser muy cuidadosa y no generar temor en ellos en caso de que también estuvieran viendo o sintiendo.

La función era por las noches no todas a decir verdad en el pasillo entre los dormitorios, living y cuarto de baño, allí vivía con propiedad y como corresponde a esta historia, un espíritu. Ahí en el pasillo hacia frio en verano y en invierno tuvimos que instalar una estufa, los que venían de visita a la casa, les puedo asegurar que fueron muchos 😉 Las expresiones mas repetidas eran : ¡Se me erizo la piel, me congele! En alusión al pasar por el pasillo, paso obligado para el cuarto de baño. Claro que no todos sentían la presencia invisible de este espíritu, en la familia si éramos tres personas que lo sentíamos y veíamos. ¿Ustedes se estarán preguntando como era la vida allí? Normal, en la familia y en el resto de toda la casa. Paso a hacer una breve descripción de la belleza arquitectónica antigua de la casa de los años 1938. Construcciones típicas que hoy son reliquias parte de la historia Argentina y de la Calle Larga. ¿Se imaginan vivir en una casa en donde todavía exista una heladera empotrada con un deposito en la parte inferior para la carga de barras de hielo? Así eran las heladeras de la gente pudiente allá por entonces en los años 1938… Mucho mármol de carrara, azulejos grandes blancos, bronce, pisos de granitos intactos en las áreas de cocina y cuarto de servicio con sus baños, techos altísimos, arcadas, luces empotradas, los pisos del resto de la casa, roble de Eslavonia a dos tonos. En el piso del comedor, un timbre de bronce, que seguro era para llamar a la ayudante de la casa de esa época. Es un resumen corto que quedó en mi memoria, esas casas que son parte por su arquitectura exquisita por ser parte también de la historia y época de Argentina.

La puerta de calle, color verde inglés con bronce, enormes puertas de dos hojas, hermosas y lejanas había que atravesar un hall inmenso para llegar a los ascensores me detengo aquí ; en la puerta de entrada de la calle, aquí un día al volver introduje la llave en la cerradura, sentí un dolor de pecho y fue entonces cuando escuché una voz de hombre que me dijo: ¡Ayúdame! Me detuve, me quedé quieta allí pensando en la puerta, el dolor se fue, me recupere subí a mi casa y entonces comprendí lo que pasaba en mi casa, con esa figura, el fantasma como le decían. Entendí que no era para nada un chiste, entendí que no era un fantasma quien se dejaba ver algunas noches en el pasillo. (describo de manera sencilla y comprensible, esa masa de humo color gris oscilaba ante mi vista, no me producía temor alguno, algo necesitaba de un ser vivo) ¡Ayuda! Me involucré en el tema, comencé a investigar, leer libros sobre fantasmas, espíritus, entidades, con un toque de humor en este pasaje de textos, al fin dejaron de llamarme bruja, jabru loca 🙂 ¡Me tomaron en serio!

Hasta que una noche en que decidí quedarme sentada en la cama mirando a la figura oscilante, yo ya sabía que era un hombre dije ; Voy a hablar con él. (total ya había recibido mi titulo de bruja) Mi acompañante 😉 tapado hasta la cabeza sabía lo que iba a hacer esa noche hablar con quien para mi era un espíritu, un alma errante buscando su lugar en el cielo. Ese espíritu esa noche también quería comunicarse, su figura se torno mas clara, esa noche oscilaba mas elongando su altura subiendo y bajando, yo seguía sentada en la cama viéndolo mientras mentalmente le preguntaba que quería… Esperé que los niños se durmieran, mi acompañante también y le hable normal, le pregunté ¿Cómo te llamas, qué quieres? No tuve la respuesta como pensaba sin embargo mi intuición me decía otra cosa, pasaron unos largos minutos sentada ya casi entrando en estado de somnolencia, escuché una voz cerca que me dijo; Me llamo ……….abrí mis ojos, mire el pasillo y no había nadie, ya casi amanecía. Nota: No pongo nombre y apellido por respeto a esa familia.

Ya con datos más precisos sobre el espíritu del pasillo en casa por pura intuición decidí investigar dado que eran casas rentadas pensé que en la administración quedaría registro de quien había habitado la casa donde vivíamos. Le comente el caso, que necesitaba saber si tal persona había vivido ahí. La amorosa empleada se tomo el trabajo de buscar el registro. ¡Mil gracias Patito! Ese mismo día, suena el teléfono de casa, atiendo era Patito confirmándome que si, allí vivió la persona por quien yo hice mi consulta. Aclaración Importante: Toda la información que recibí por parte de la Sra. ya lo sabía! Edad del hombre, altura, de qué trabajaba, cuantos integrantes eran de familia, su carácter, el trato a hacia su familia, la razón de su fallecimiento y donde fue. Intro Breve Del Caso: Este hombre al introducir la llave en la puerta de entrada de calle sufre un infarto de miocardio, logra llegar hasta la puerta del ascensor, abre la puerta de la casa, cae su cuerpo en el pasillo de la entrada de la casa adentro, ahí se produjo su deceso, es todo lo que contaré al respecto.

Al día siguiente fui a la iglesia, hable con un sacerdote que vino hasta la casa, hizo oraciones y la bendijo. Cumplí al pie de la letra todas las indicaciones que me dio este amoroso sacerdote que ya no está más en este plano, textual me dijo que si era un espíritu desencarnado aquí en la tierra, su alma no se había elevado. Que si me pidió ayuda, en realidad tuvimos suerte y bien podría yo ayudarlo tal cual su pedido, me había elegido a mi para elevar su alma. ¡Y tenia que cumplir, porque le prometí a ese hombre ayudarlo y eso hice! No deje pasar el tiempo, si bien tuve otra conversación con ese espíritu donde fui yo que le puso esta condición: ¡No asustes a mis hijos, no le hagas daño a mi familia! ¿Usted se imagina hablando con un espíritu? Gracias a Dios todo termino bien, digo gracias a Dios porque lo que viene ahora si que fue un infierno.

Con la compañía de mis hijos fuimos a buscar a la última iglesia el agua bendecida, era verano tomamos como siempre un taxi, las ventanillas estaban bajas, soplaba un aire caliente raro para mi gusto, mis hijos se sentaron juntos al lado mío a la izquierda, es decir quedando yo a la derecha, el auto volaba, así que le pedí al conductor que bajara la velocidad o que se detuviera que me bajaba. Allí el conductor giro el espejo retrovisor, entre su balbuceo, me llamó la atención sus ojos, era un fuego rojo, horrible y mirada atemorizante, no quité mi mirada del espejo, ni de su mirada, ni lo escuché, volví a repetir; ¡Baje la velocidad! No escucho, no bajo la velocidad, volaba el auto, mi intuición bendita me decía; solicita, invoca a quien sabes, tranquila seguí rezando que llegan pronto a la iglesia, no va a pasar nada, estás viajando con el mismo demonio. Mis hijos tampoco tenían temor, pasé mi brazo por los dos, mientras vigilaba al conductor con mi mirada al conductor, mentalmente rezaba. Llegamos a la iglesia, baje primero casi a los empujones a mis hijos, me baje yo, cerré la puerta y pague en la ventanilla del conductor deje más dinero de lo que el viaje costaba, lo miré a los ojos eran fuego, no era humano, no estaba drogado, era un demonio, balbuceaba e insultaba. Si puedo decir que viajamos con un demonio que no quería que el alma del hombre atrapado en la tierra descansara en paz elevándose.

Ya en casa en los días siguientes al concluir y cumplir con todas las tareas que me dio el sacerdote, hubo calma en toda la casa, no había fantasma, no se veía ninguna figura en el pasillo. Vivimos un tiempo más en esa casa, ya habíamos decido mudarnos, no hacia frio en pasillo el único incidente fue que la estufa a gas se incendio y la quitamos. Pasó el tiempo, ya estábamos casi mudándonos, una mañana llevaba a mi hijo al jardín de infantes, abrí la puerta de la casa, salimos con mi hijo, vi una sombra clara atravesar la pared de adentro hacia afuera. Disimuladamente le pregunte a mi hijo; ¿Papi vos vistes algo? Tomadito de mi mano el picarón me responde; No mamá, yo no vi nada. Al volver a casa rece por el alma de un hombre que no conocí en vida, sin embargo ocupo mucho tiempo en la vida de toda mi familia. Al poco tiempo nos mudamos al fin. La importancia de no tomar con liviandad a los fantasmas, espíritus, a la palabra alma. ¿Existen los fantasmas? Si. ¿Existe el demonio? Si. ¿Existen los Ángeles y Arcángeles? Si. También las brujas y jabrus 🙂 Mujeres brujas buenas gracias a Dios con intuición divina guiadas magníficamente para el bien. Mientras escribía esta nota, les cuento que mensaje recibí. “Hay que ser buena gente en vida en esta vida” ¿Para quién será el mensaje? En fin, tome todo lo que esté en consonancia, lo que resuene y le haga bien a ustedes mis estimados lectores, muchas gracias por su tiempo.

¿No se ilusionen tanto que los dejaré sin un anticipo del próximo encuentro será real? Por lo pronto les cuento que se trata de un departamento, llenito de tierra !!! ¡Abrazos, abrazos y gracias! Agradezco a BeFunky.com por la edición de fotos. A Pixabay.com por todas las imágenes, a sus fotógrafos, gracias gente!

“No se llega a gran hombre si no se tiene el coraje de ignorar una infinidad de cosas inútiles” Carlo Dossi

Myriam

Myriam

Soy Master Reiki Master Reiki Kundalini Master Reiki Karuna Master Reiki Jin Kei Do Magnified Healing® Sanación Esenia. Masajista. Técnicas. Lomi -Lomi. Masajes con piedras calientes. Toda esta actividad la realicé con mis paciente como terapeuta.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Últimos Artículos
Contactame
Te puede interesar

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram