Flores & Gracias

Una tarde tomé un transporte público, el ómnibus estaba lleno,no cabía un alfiler sin embargo el ómnibus hizo una parada más, subió un hombre sacó su pasaje, levantó una mano donde transportaba un florero, con hermosos ramos de flores.
Alzó su voz para decir; flores vendo, flores vendo! Y no habló más, se acomodó él y su preciada mercancía. Yo estaba sentada, el destino lo colocó delante mío seguro para que hoy pueda contarles de él un hombre, sus flores su vestimenta color gris con aroma a soledad.
Desde que me crucé con su mirada, supe que no era un hombre común, nadie reparó en él y sus flores quedaron dentro del florero, él sostenía con una mano su mercancía y con la otra se sostenía del pasamanos para no caerse, equilibrio preciso .
Nadie le compró flores, mi vista se cruzaba con su mirada y también con sus flores,  yo lo observaba, cuando él instaló una sonrisa en su cara, pensé este hombre una vez fue bebé amado, en tiempo de juegos fue niño también amado, fue adolescente experimentando las primeras luces y sombras de la vida, también amado.
Llegó a adulto y aquí frente a mi veo un hombre vestido de gris con aroma a soledad, cansancio, con carencias afectivas, algo de descuido, recuerdos, vivencias de vidas presentes están instalados en su vestimenta, su rostro pálido, su barba blanca, sin embargo aún sonreía.
Y otra vez una mirada, le sonreí y sonrió, comencé a mandarle energías, lo aprendido en mi profesión. Reiki, su sonrisa se agrandaba, vi paz en su mirada, el color gris ya no lucía, yo feliz al ver esos ojos, supe en ese instante que él diría unas palabras al bajarse… no me equivoqué.
En el ómnibus al avanzar a mi destino por suerte iba dejando a su vez a otros seres también a su destino, ya había más lugar, el hombre vestido de gris y sus flores recién ahora se hacían notar, algo había cambiado una sonrisa y mirada apacible le daba otro aspecto a toda su humanidad.
Un hombre adulto de aproximadamente unos 75 años vestido de gris se ganaba la vida a la voz de; flores vendo! Para bajar del ómnibus él se acerca a la puerta, hace sonar el timbre señal que llegó a su destino… entre cruzamos las miradas con tímida sonrisa y fue entonces que escuché las palabras, yo ya sabía que él la diría, se detuvo el ómnibus le dijo al conductor con voz gentil. ¡Gracias señor , Dios lo bendiga!
Fue entonces cuando repararon en aquel hombre con flores, vestido de gris con una sonrisa en la cara. Se produjo un silencio extraño entre las pocas personas que allí quedaban, una gran lección dejo este hombre al bajar, dio gracias por su viaje, que el pago, y aunque nadie le compró un ramo de flores. Gracias a Dios yo pude reparar en él, en la senda de su alma por varios minutos recibió toda mi atención y cariño, sin conocerlo, a veces se puede reparar, dar amor tan solo con una mirada profunda, como seres humanos de igual a igual.
El hombre de gris hoy se ganaba la vida vendiendo flores en un ómnibus, mañana yo no sé tal vez sea yo quien me gane la vida vendiendo flores, quizás suba a tu transporte me veas, me mires, me regales una sonrisa amorosa, enviándome energías para llegar a mi hogar con el corazón en paz y despojarme del color gris, gracias a ti luciré otro vestimenta, color verde de  esperanza, de sanación más un abrigo amoroso color rosa, hoy otro ser me prestó su atención, por un momento volví a sentirme querid@ mi alma fue acariciada, mi espíritu sentío gozo.
Al hombre de mi relato, donde quiera que esté le dejo mi cariño y afecto en un día muy especial que Dios lo proteja y se encuentre muy bien, que ojala lo vuelva a ver, haré lo mismo unos minutos bastarán para darle energías de sanación y sonrisas con mirada de paz.

Flores & Gracias!

Que Dios los bendiga abundantemente, que la compasión por el prójimo sea la primera premisa entre todos los seres humanos que habitamos el Universo.
Gratitud infinita para todos. 
 Argentina  06/04/2012  

Caminos de Idas & Vueltas.

Caminos …

Tao : en Chino 

Street : en Ingles 

Rue: en Frances 

StraBe: en Aleman 

Strada: en Italiano 

De asfalto, de adoquines, de tierra, todas tienen un ida y vuelta. Mano o contramano es decir, ida y vuelta, claro depende de uno ambas decisiones en el camino, la elección es nuestra el ida o vuelta. 

No importa cuanto pueda costar tu vuelta y poco importa si tienes que regresar sobre tus pasos, todo depende de uno del apuro o su circunstancias. 

No importa cuanto pueda costar tu vuelta, mientras caminas observa, contempla el paisaje admira la naturaleza, si te cansas, descansa. Si necesitas un apoyo pide permiso a un árbol, elige una rama firme, este será tu bastón de apoyo mientras caminas, no importa cuanto tardes en llegar, lo mejor es que decidiste volver sobre tus pasos de un camino que supuestamente tenia una sola mano, ida. taoydo observar

Hay caminos de antaño ya conocidos, hay caminos nuevos por recorrer, siempre hay nuevos caminos por recorrer en todo momento y en cualquier lugar. De todas maneras la decisión es nuestra, el camino y tiempo en el cual caminar. 

La satisfacción, la alegría de tu andar queda grabado en tu memoria, en tus retinas para siempre, recordar el camino que quizas un dia recorriste muy a prisa, ese camino que supuestamente tenia una sola mano, del cual retornaste, de ese camino de ida y sin vueltas. Te doy las gracias por volver, porque vuelven los valientes, los que sin importar el que dirán, aunque tengas que volver una y mil veces de caminos de ida y sin retorno.

La vida siempre nos ofrece y brinda la oportunidad, la posibilidad junto al sentido común para darnos cuenta que nada está perdido, cuando se tiene esperanzas y voluntad de que ningún camino nos puede perder, pues hay miles de caminos por recorrer. 

Concédete tu mismo la aventura de recorrer rutas, caminos, senderos, callecitas, pero nunca permitas que nadie te diga; estás camino de ida. Esto compruebalo tu mismo, disfruta y goza de tu viaje por tu propio camino.

Disfruta y hazle saber a quien desees, estoy muy bien volviendo sobre mis pasos porque no me he dado cuenta, no preste atención al cartel que decía; Ida! Que puedes ir cuando quieras, como así también regresar cuando quieras, caminando bajo el sol, sentarte bajo la sombra de un árbol solo para posar la vista sanándote, mirando el cielo agradeciendo al universo por su gracia divina y todo el amor que regala a su paso. 

Que gracias a Dios te haz dado cuenta, que te puedes equivocar, regresar sobre tus pasos, que tienes voluntad, fortaleza, confianza en ti mismo, que tienes fe, que siempre volverás de los supuestos viajes de ida y sin vueltas. 

Así como la vida tiene idas y vueltas, un antes y un después, mientras haya vida y voluntad tratándose de caminos, viajes o en la vida misma todo es posible, siempre depende de cada uno de nosotros, sin embargo bien sabido es que algunos necesitan palabras de aliento, apoyo, contención en lo que necesite el ser; un sigue, no te rindas! No un empujón para lanzarnos al piso, eso nunca lo permitan!

Permitete a ti mismo, tu puedes elegir tu propio camino, si te equivocas vuelve a comenzar las veces que sea necesaria, si te caes, vuelve a levantarte, sigue caminando, avanza a tu ritmo, no permitas que nadie te detenga, que nadie te subestime, te avasalle, te abrume, te desanime por ninguna razón, que el otro crea poseerla, tu también razonas, no lo olvides! 

caminos de idas y vueltas

Si no pueden solo/a, busquen un apoyo, aquí en la tierra, amigo, familiar o miren  el cielo all´ puede estar un ser querido que ya no esta en esta tierra, saben? Puede ser a ella/ el que puedan recurrir, vuestro propio ángel que los guía desde el cielo. Su propio ángel de la guarda los espera, lo tienen lo sabían ? Pídanle su ayuda, existen! Busquen ayuda profesional que pueda orientarles también en lo que necesiten, por ultimo no se desesperen, quien sabe hasta el amor de sus vidas los puede estar esperando en ese camino de ida y sin retorno. 

Que sean muy felices con lo que tengan hoy, mucho o poco, no importa, sigan caminando!!! 

Entre Mantas

  • Me voy a acostar ya son las diez, cubro mi cuerpo con varias mantas.
  •  
  • El frío sin piedad ni permiso se mete en la cama.
  •  
  • Comienza a rodar un película en mi mente ¿quién lo dirige no lo sé?
  •  
  • Me parece que es para adultos ¿ Será porque yo soy adulta ?
  •  
  • Presto atención a las imágenes, como así también al palpitar del corazón.
  •  
  • Según las imágenes , el corazón late suave, acompasado o agitado.
  •  
  • Se cuelan las vivencias familiares de no hace mucho tiempo atrás.
  •  
  • El murmullo en silencio susurra; ¡Así debería haber sido tal situación !
  •  
  • ¡Así debiera sido el momento aquél, el mejor para todos!
  •  
  • Entonces salen a escena los protagonistas principales de la película.
  •  
  • Y con ellos los recuerdos, la añoranza y entonces  a viva voz le cuento al Señor 
  • Cuánto los extraño a él , a ella, a ellos.
  •  
  • El corazón se agita y avisa ¡ten calma por favor !
  •  
  • Escucho el pedido y bajan los latidos, mientras me digo; ¡respira!
  •  
  • Sin invitación alguna se asoma por  las mejillas lágrimas, no las puedo parar.
  •  
  • Comienzo a rezar por todos los ausentes, también por los presentes.
  •  
  • Entre las agüitas de mis ojos, imágenes de ausencias amadas el sueño se asoma.
  •  
  • Y así pasa una noche más, muy fría en compañía de mantas una película repetida,
  • lágrimas de noches, un corazón valiente y plegarias al Señor acompañándome.
  •  
  • Hoy volví a despertarme, de nuevo veo el sol , agradezco por éste día al Señor .
  • Le pido con fervor oh Señor que ésta noche yo no vea la película de anoche 
  • Porque aún conservo la esperanza de ya no ir a la cama con film de añoranzas, con recuerdos de ausencias, que llegue el sueño apacible, con plegarias de alabanzas, el corazón latiendo feliz en mi cuerpo.
  •  
  • Con todo mi cariño para todos  los que se re-conozcan en éste relato, que juntos y entre todos los seres humanos podamos vivir en paz y armonía familiar . Que puedas dormir pensando que el sol que verás mañana es un regalo de Dios para todos , todos los días .
  •  
  • Gracias por tu tiempo, bendiciones para todas tus noches, tus días y toda tu vida, con amor donde quiera que estes estimado lector te encuentres muy bien, abrazos.                                                                                  20-06-2012
  •  
  • Gratitud a la vida.

    Felicidad.

    Anhelos Entre Sueños

    Relax.